DUBROVNIK DIGEST >> ALREDEDORES

ALREDEDORES >> Villa Sheherezade


Villa Sheherezade

[View map]

Villa Sheherezade es uno de los edificios más singulares de Dubrovnik. Incluso es llamada el Taj Mahal del Mediterráneo, ya que es la única residencia construida en estilo oriental.

 

El edificio fue terminado en 1929, por orden del rico judío ruso Vilim Zimdin, su primer propietario y residente. Zimdin en ese momento tenía una amante misteriosa, de tez oscura, llamada Sheherezade, a quien le quiso construir un palacio oriental lujoso, inspirado en el Palacio de la colección de cuentos de “Las Mil y Una Noches”. Debido a sus apodos, la villa hoy mantiene su nombre.

 

El acaudalado trajo a Dubrovnik al arquitecto vienés Alfred Keller, le dictó todas sus ideas megalómanas, le dejó un montón de dinero y le dio un plazo de dos años. El cuarto de baño fue transportado en barco desde América, y el órgano desde San Petersburgo.

 

Keller fue capaz de terminar el edificio con terrazas de colores y elementos de arquitectura oriental, que completamente resaltan de la construcción tradicional de piedra de Dubrovnik. Zimdin, sin embargo, no quería detenerse simplemente con el Taj Mahal de Dubrovnik. La iglesia de Sveti  Jakov quería convertirla en un casino, del viejo puerto intentó hacer una ribera y la isla de Lokrum quiso conectarla a tierra firme con un puente, donde construiría diversas instalaciones comerciales.

 

Afortunadamente para Dubrovnik, las autoridades de la ciudad detuvieron estos planes locos. Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, los sueños de Dubrovnik de este banquero rico se dispersaron y el gobierno comunista nacionalizó la villa, al asesinar al General Belajev. Este militar ruso fue dejado por Zimdin a cargo de la residencia, después de que se fuera con su esposa a Estados Unidos (se decía que su misteriosa amante lo siguió). Lo interesante es que ni los fascistas italianos ni los alemanes han puesto un pie en esta mansión durante la guerra.

 

Con la creación de Yugoslavia, los comunistas quisieron transformarla en el palacio de Tito, pero a éste no le resultó de su agrado, así que nunca durmió allí (su villa la tenía en Lapad). Los herederos de Zimdin intentaron recuperar la mansión durante los años cincuenta, pero las autoridades comunistas la transformaron en propiedad del hotel “Argentina”, porque al país le resultaba demasiado caro su mantenimiento.

 

En los años sesenta se convirtió en un bar de adultos, y al inicio de la nueva década nuevamente sufrió un cambio de papel, y convirtiéndose en propiedad de ricos. Luego, en sus dos meses de estancia, vivieron los famosos actores de Hollywood Elizabeth Taylor y Richard Burton, quienes convirtieron en propio el nido de amor de Zimdin. Durante los momentos de su estancia en Sheherezade, recibieron la visita de Tito.

 

Más tarde en ese lugar se filmó la película “Ocupación en 26 imágenes”, y los actores que residieron allí, robaron valiosos muebles. Posteriormente, la villa Sheherezade cayó en el olvido, hasta la transición y su privatización, cuando finalmente se convirtió en propiedad de la rica familia chilena Lukšić, de origen croata.

 

Hoy en día está transformada en una residencia de elite, donde los huéspedes se quedan por unos pocos miles de euros al día. Posee dispuestos muebles de diseño, jacuzzi en cada habitación, una playa privada, vistas al mar desde todos los ángulos de la villa, mayordomo disponible y más lujos

 

De los invitados famosos que se han alojado recientemente, se puede contar al magnate ruso Viktor Vekselberg, quien en 2007 alquiló la residencia por todo el verano, y por esa satisfacción desembolsó € 750.000. En Scheherezade se alojaron también el presidente de Kazahistán Nursultan Nazarbayev y su familia.



más de