DUBROVNIK DIGEST >> CASCO ANTIGUO

CASCO ANTIGUO >> Palacio del Rector


Palacio del Rector

[ View map ]

El Palacio del Rector en Dubrovnik era aquel donde sobre el trono se sentaba el rector elegido para ocupar el dicho cargo, de duración mensual, para no darle tiempo a sentir la dulzura del poder.

 

El rector durante su gobierno no abandonaba el palacio, amén de obligaciones de estadista y protocolo. Las puertas de Pila y Ploča todas las noches se cerraban, y el rector durante la noche guardaba las llaves que por la mañana devolvía al pueblo. Dentro del Palacio había salas para sesiones del Gran y Pequeño Concejo, armería, cárcel, juzgado y un polvorín que llegó a explotar  dos veces, dejando el palacio bastante destrozado, que finalmente fue reconstruido en estilo barroco.

 

En la entrada al Palacio del Rector se lee la inscripción “Obliti privatorum publica curate” (Olvíde lo privado y preocúpese por lo público), como un testimonio real de lo importante que era para los antiguos ciudadanos la República.

 

El Palacio del Rector fue llevado a cabo por muchos antiguos maestros, en particular la obra del escultor Pedro Martín, la capital del pórtico que representa al dios griego de la medicina Asclepio.

 

Pero parte de los entonces delincuentes ciertamente no llegaban a admirar la belleza interior del Palacio del Rector, dado que eran alojados en una brutal prisión, que hoy en día da escalofríos a los visitantes. Las celdas se caracterizaban por su pequeño tamaño, oscuridad, humedad, suciedad y hacinamiento de prisioneros, de quienes hay registro que llegaron a permanecer más de 25 años sin ver luz natural ni respirar aire fresco. Las más notorias eran las llamadas 'prisiones secretas' donde eran encarcelados los conspiradores, líderes de la rebelión y otros enemigos del Estado. No eran simplemente celdas estrechas y húmedas, sino que además los prisioneros permanecían encadenados, y las llaves estaban estrictamente controladas.

 

También terrible era la llamada "prisión del mar”, de la cual se dice que la marea llegaba a inundarla y, en las mayores pleamares, ahogaba a los prisioneros. No existen estas prisiones marinas hoy en día, ya que fueron destruidas en la explosión del polvorín y el gran terremoto.

 

Es interesante que la mayoría de los funcionarios de la República llegaran diariamente al Palacio del Rector, sin molestarse por los gritos y berrinches de los presos. El Palacio del Rector es uno de los edificios con mejor acústica en Dubrovnik y a menudo hoy en día se celebran conciertos de los mejores músicos del mundo, por lo que podrá imaginarse cómo los gritos de los prisioneros sonaban dentro del edificio público más importante de Dubrovnik.

 

Sin importar que la prisión estuviera fuertemente custodiada, hay registros de escapes. El más famoso fue sin duda el de Ilija Dadić, quien escapó hasta cinco veces, convirtiéndose en el Montecristo de Dubrovnik.

 

Existía también una cárcel de mujeres, así como otra para sacerdotes. La República de Dubrovnik fue cruel con todos los que se consideraba que habían pecado, sin importar género o función.

 

Tal es así que sobre el final, levantó el único monumento en su historia - y no a un noble, sino un plebeyo, Miho Pracat, marinero que donó toda su fortuna a la caridad. Su monumento encontró lugar precisamente en el Palacio del Rector, donde todavía se puede apreciar (visto brevemente en la serie Juego de Tronos).

 

Hoy en día el Palacio del Rector es un museo, donde podrá ver muebles de la época de la República y pinturas de maestros desde el XV hasta el siglo XIX.

 

En el Palacio del Rector se pueden ver la famosa prisión, muebles antiguos y otros objetos útiles, pinturas nacionales y extranjeras, sobre todo de maestros italianos, la colección numismática de la  República, armas antiguas, objetos de la farmacia Domus Christi del siglo XV. En el primer piso se puede ver el dormitorio y el gabinete de trabajo del rector de Dubrovnik.

 

Información y contacto sobre horarios de apertura y cierre del museo, podrá encontrar en este sitio.

 

Durante el Festival de Verano de Dubrovnik, en el atrio del Rectorado se realizan conciertos. Durante muchos años ha aparecido el famoso músico austríaco Julian Rachlin, a quien venía todos los años a ver el actor Roger Moore, mejor conocido por su papel de James Bond.



más de