DUBROVNIK DIGEST >> CASCO ANTIGUO

CASCO ANTIGUO >> Sinagoga


Sinagoga

[ View map ]

La sinagoga de Dubrovnik, por el culto ininterrumpido de los deberes religiosos, es la sinagoga sefardí (expresión referida a judíos ibéricos) más antigua del mundo, y la segunda más antigua de toda Europa. Fue construida por los judíos que vinieron de España a Dubrovnik.

 

Todo el mundo sabe que en 1492 se descubrió América, pero muchos han olvidado que en el mismo año se inició la persecución de judíos en Europa occidental. En particular, los de España y Portugal, incluso aquellos conversos bautizados. En aquellos años muchos vinieron a Dubrovnik atraídos por su riqueza. Los judíos siempre mantuvieron vínculos comerciales, y las autoridades de Dubrovnik reconocieron las ventajas de permanecer juntos. Dejaron que ellos se involucraran en el comercio, y los judíos se adaptaron rápidamente a Dubrovnik, así como la ciudad a ellos.

 

Sin embargo, no todo era idílico. Al ser perseguidos en los países católicos, y estar Dubrovnik bajo la influencia del Papa, a veces su vida en la ciudad era difícil al igual que en cualquier otro lugar diferente. Les impusieron la pena de muerte, y cuando nuevos judíos, atraídos por el éxito de su pueblo, querían ingresar a la ciudad, el gobierno se mostraba descontento. A pesar de todo esto, los judíos obtuvieron su gueto, y muchos de ellos se volvieron ricos comerciantes, y sus derechos eran totalmente iguales a los de los plebeyos de Dubrovnik. Por supuesto, los judíos y la República de Dubrovnik obtuvieron mutuos beneficios y, por tanto, la convivencia se volvió posible. Parte de los judíos que viven hoy en día en Dubrovnik son descendientes de las familias de esa época.

 

Es interesante que la sinagoga de Dubrovnik llevara a cabo ceremonias durante la Segunda Guerra Mundial, cuando la ciudad fue capturada por los fascistas. Afortunadamente, los objetos de valor que hoy se pueden ver allí fueron retirados de forma segura, y devueltos después de la guerra. Entre otras cosas, hay una Torá del siglo XIII junto con su carcasa, el mobiliario original del siglo XVII, otros objetos originales, bibliotecas, etc.

 

Parte de estos objetos de valor fueron expuestos en Nueva York a fines de los noventa, donde permanecieron cinco años, sin querer ser devueltos por los expositores. Tras el fallo de la corte, sin embargo, volvieron a su hogar.

 

La sinagoga fue muy dañada en el gran terremoto y la reciente guerra, pero aún llama la atención y sin duda vale la pena una visita. Su museo está abierto todos los días.



más de